Tarta de pexegos



Los pexegos, o péxegos, son una especie de melocotones pequeñitos, de sabor más bien ácido pero muy sabroso.

Se recogen en septiembre, y, como se estropean muy rápido una vez cogidos, lo mejor es comérselos bajo el árbol, que es como dicen las abuelas que debe comerse la fruta.

Como este año he tenido la suerte de que nuestro amigo Berto, el Muiñeiro, nos haya regalado muchos, se me ha ocurrido preparar esta tarta, que suelo hacer de melocotón, con los pexegos que sobraron.

El resultado es particularmente sorprendente: tiene un sabor muy bueno, especialmente si te gusta el sabor de los pexegos, aunque puede resultar un poco chocante, porque no se trata de una fruta que se utilice a menudo en repostería.

A nosotros nos ha encantado, de cualquier forma, como es una receta muy de temporada, os recomiendo que la probéis con melocotones, blancos o rojos, que también está buenísima.

Ingredientes


  • 1 masa de hojaldre
  • 7 u 8 pexegos  (o 2 o 3 melocotones grandes)
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación


  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Estiramos la masa de hojaldre sobre papel de horno y la ponemos sobre la fuente.
  • Pelamos y descorazonamos los pexegos o los melocotones.
  • Colocamos los gajos de pexego o melocotón sobre la parte central de la masa.
  • Batimos el huevo con el azúcar y pintamos el hojaldre.
  • Horneamos a 180º unos 15 o 20 minutos, hasta que esté bien doradita.


Entradas populares