Tarta Helada


Hace años que tengo esta receta de Tarta Helada guardada y estaba deseando hacerla. Tenía que haberla hecho mucho antes, y se habría convertido en una de mis recetas de cabecera, perfecta para esos casos en los que los invitados aparecen sin avisar.

Está buenísima, sobre todo si te gusta el sabor de la nata y la leche condensada, y se hace en un momento, con o sin thermomix, sin manchar demasiado y con ingredientes más bien baratos.

Lo mejor, que la metes en el congelador y te olvidas (si es que puedes, claro) hasta que llega esa visita inesperada a la que dejar con la boca abierta.

Ingredientes



  • 200 gr de chocolate fondant.
  • 125 ml de nata líquida para montar.
  • 1 bote de leche condensada
  • 200 gr de galletas
  • 60 gr de mantequilla


Preparación Tradicional



  • Para preparar esta tarta yo suelo reutilizar una fiambrera de helado, y la cubro con papel film para que me resulte más fácil desmoldarla.
  • Trocea la mitad del chocolate y fúndelo al baño maría. Si lo haces en el microondas, hazlo a baja potencia y en tandas de 10 segundos.
  • Para preparar las láminas de chocolate que intercalaremos en la tarta, puedes cubrir el fondo del molde con él y meterlo en el congelador unos minutos, retirarlo en cuanto se solidifique y reservarlo. También puedes hacerlo sobre la parte trasera de una fiambrera que ya esté congelada, cubriéndola con film.
  • Repite la operación con el resto del chocolate y conseguirás dos finas láminas de chocolate.
  • Tritura las galletas con la mantequilla, formando una especie de bolitas. Resérvalas.
  • Monta la nata con las varillas. Una vez firme, agrégale la leche condensada envolviendo con una espátula para que no pierda demasiado aire.
  • Espolvorea la mitad de las galletas sobre la base del molde, cúbrelo con la mitad de la mezcla de nata y leche condensada. Cúbrelo con una de las planchas de chocolate fundido. Si se te rompe, no pasa nada, intenta rellenar los huecos con los trocitos de chocolate sobrante.
  • Vuelve a espolvorear el resto de las galletas, cubre con una capa de nata y leche condensada. Tápalo con la capa de chocolate restante.
  • Ponla en el congelador durante 8 horas antes de servirla.


Preparación con Thermomix


  • Para preparar esta tarta yo suelo reutilizar una fiambrera de helado, y la cubro con papel film para que me resulte más fácil desmoldarla.
  • Trocea la mitad del chocolate y fúndelo al baño maría. Si lo haces en el microondas, hazlo a baja potencia y en tandas de 10 segundos.
  •  Para preparar las láminas de chocolate que intercalaremos en la tarta, puedes cubrir el fondo del molde con él y meterlo en el congelador unos minutos, retirarlo en cuanto se solidifique y reservarlo. También puedes hacerlo sobre la parte trasera de una fiambrera que ya esté congelada, cubriéndola con film.
  • Repite la operación con el resto del chocolate y conseguirás dos finas láminas de chocolate.
  • Pon la mariposa en el vaso, bien frío, y monta la nata, también fría, a velocidad 3 y medio y sin tiempo, hasta que cambie el sonido de la máquina y parando si es necesario para evitar pasarte. Resérvala en un bol en la nevera.
  • Sin lavar el vaso, añade las galletas y la mantequilla, y tritúralo todo al 5 durante medio minuto. Reserva estas bolitas.
  • Agrégale la leche condensada a la nata, envolviendo con una espátula para que no pierda demasiado aire.
  • Espolvorea la mitad de las galletas sobre la base del molde, cúbrelo con la mitad de la mezcla de nata y leche condensada. Cúbrelo con una de las planchas de chocolate fundido. Si se te rompe, no pasa nada, intenta rellenar los huecos con los trocitos de chocolate sobrante.
  • Vuelve a espolvorear el resto de las galletas, cubre con una capa de nata y leche condensada. Tápalo con la capa de chocolate restante.
  • Ponla en el congelador durante 8 horas antes de servirla.

Entradas populares