Rosquitos

Mi tía y mi abuela se empeñaban en que hiciéramos estos rosquitos cada dos por tres.
Son muy sabrosos y crujientes, perfectos para mojar en leche o café.

Yo siempre prefería preparar los dulces de mi abuela Isabel, que son mis preferidos, pero he de admitir que estos rosquitos son muy rápidos y facilitos, y son deliciosos cuando están recién hechos.

Cuando mi tía murió el pasado año, pensé que habíamos perdido esta receta para siempre.

Imaginad mi cara de sorpresa cuando descubrí, en el libro de recetas de mi madre, los rosquitos de mi tía.

Aquí os la dejo, espero que os gusten estos rosquitos tanto como a mi.

Ingredientes


  • 1 huevo
  • 9 cucharadas de azúcar
  • 9 cucharadas de aceite de oliva
  • 9 cucharadas de zumo de naranja
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • La ralladura de 1 limón
  • La harina que admita (aproximadamente 500 gr)
  • 1 pizca de sal


Preparación


  • Añadimos todos los ingredientes, la harina lo último. Mezclamos.
  • Amasamos bien con las manos, añadiendo más harina si fuese necesario, hasta conseguir una masa elástica y aceitosa que no se pegue a los dedos.
  • Ponemos a calentar un cazo con aceite de girasol.
  • Haciendo tiras alargadas, las enroscamos sobre sí mismas y las freímos cuando el aceite de girasol esté bien caliente.
  • Los retiramos cuando estén bien doraditos, y, antes de que se enfríen, los pasamos por azúcar.


Entradas populares